Comunicación con las Familias

Familia y Escuela son los dos grandes agentes socializadores responsables de la educación de los niños/as  y se hace necesario que trabajen conjunta y cooperativamente.

Suele ser beneficioso que padres y docentes intercambien información útil para sus respectivas tareas con los niños. Ambos interlocutores se necesitan mutuamente, cada uno sabe diferentes cosas sobre los niños y el intercambio será bueno para todos. El proceso comunicacional  será considerado como un incremento de la información disponible para tomar mejores decisiones.

Para que esta comunicación resulte eficaz utilizamos diferentes vías:

Entrevista inicial: Se realiza en marzo antes del comienzo de las clases con la idea de conocer el contexto familiar de cada niño para poder acompañarlo adecuadamente.

Informes individuales: Se realizan a mitad y a fin de año para describir características del desenvolvimiento de los chicos en cada área.

Reuniones grupales: El objetivo es que los padres se conozcan y los docentes relaten cómo es un día en el jardín, cómo es el grupo y qué proyectos se irán trabajando.

Cuaderno de comunicaciones : consideramos al cuaderno como un importante soporte comunicacional entre la familia y el jardín.

Invitaciones a padres, abuelos y hermanos para compartir el festejo de cumpleaños o un rato de juego.

Reuniones para pensar: Es un espacio  en el que se plantean cuestiones relacionadas con la crianza como por ejemplo los límites, el control de esfínteres, los trastornos del sueño, las preguntas de los chicos, el juego. Coordinados por especialistas de diferentes disciplinas: pediatras, psicólogos, psicomotricistas, filósofos, etc.
También existen modos más informales de comunicación ya sea a través del teléfono, mails, charlas espontáneas o programadas



(*) Campos requeridos

status